laboratorio ágil

  • nicolasrupallan

Si Eisenhower viera esto, y "la Bici"




Probablemente Nicolás venía contento de regreso a casa con todas sus cosas...eso creía él!


La matriz de Eisenhower es una técnica para priorizar tareas que bien podría ser la respuesta a tus problemas de listas de pendientes sobrecargadas y a esas notificaciones de pesadilla.


Gestionar el tiempo de manera eficiente puede ser complicado. En cuanto inicias una tarea ya tienes en tu bandeja de correo una lista de mensajes que preguntan cómo vas en las otras diez tareas que están pendientes. Y, claro está: tu WhatsApp o Telegram tiene más de 50 notificaciones nuevas acerca de un proyecto de último minuto. ¿Qué haces primero?


Por fortuna existe una herramienta que te ayuda a implementar un proceso de trabajo. Se llama matriz Eisenhower, esta matriz debe su nombre al genio en la gestión del tiempo Dwight D. Eisenhower, quien además de haber sido un gran político y estratega militar, fue el 34º presidente de los Estados Unidos.


Esta herramienta de gestión orienta el proceso de priorización y planificación de tareas permitiendo así liberar tiempo y esfuerzo en aquello que no contribuye significativamente a los objetivos propuestos, tiene la finalidad de orientarnos a lo que realmente importa tal como lo señala la máxima repetida en nuestra alma máter “a lo principal lo máximo, a lo secundario lo necesario,"

¿En qué habrá estado pensando Nicolás cuando guardaba sus cosas?



Es importante destacar que su popularidad se debe al autor estadounidense Stephen Covey. Y es que, fue gracias a su best seller Los siete hábitos de las personas altamente efectivas que se entendió mejor este concepto para la gestión del tiempo. Por ello, a esta herramienta también se le conoce como matriz de Covey o cuadrante de Covey





¿Para qué sirve la matriz de Eisenhower?


La matriz de Eisenhower te permite establecer un sistema de toma de decisiones conformado por una estructura que sirve para distinguir entre lo urgente y lo importante. De esta manera, puedes dedicarle el tiempo necesario a cada actividad para cumplir con cada uno de tus objetivos y metas a corto, medio y largo plazo.


Sin duda alguna, los beneficios de una herramienta de este tipo son innumerables, pero dentro de los más importantes se destacan:


  • Organizar tus prioridades de forma simplificada

  • Ahorrar tiempo tiempo

  • Aumentar tu eficiencia

  • Planificar con antelación otras tareas

  • Delegar tareas para ser más productivo

  • Descartar las actividades que no añadan valor a tu empresa

  • Reducir el agotamiento y el estrés


Cuadrante o matriz Eisenhower


La idea general es que todas tus tareas se pueden organizar en cuatro cuadrantes, cuyos ejes corresponden a la importancia y la urgencia.


Estos cuatro cuadrantes tienen valores que van desde 1 hasta 4 según su prioridad.


Para gestionar mejor el tiempo con ayuda de la matriz es importante conocer cómo funciona individualmente cada cuadrante:


  1. Tareas "importantes" y "urgentes". Estas tareas reciben el nivel de prioridad 1 y debes enfocar toda tu atención en completarlas, "la bici" no estaba considerada acá.

  2. Tareas "importantes" pero "no urgentes". Estas corresponden a metas de largo plazo y tareas que son importantes para tu desarrollo profesional y personal pero que no tienen una fecha de vencimiento explícita, tampoco vimos "la bici" en este cuadrante.

  3. Tareas "no importantes" pero "urgentes". Estas son las tareas que puedes delegar o programar para después, cuando hayas terminado las tareas del primer cuadrante. En este cuadrante no estaba "la bici".

  4. Tareas "no importantes" y "no urgentes". Estas tareas se colocan en el 4to cuadrante y son las que deberías dejar de lado y eliminar. ¿Realmente necesitas ver la temporada 1 de Game of Thrones o podrías usar ese tiempo para trabajar en las tareas de tu 2do cuadrante, como leer un nuevo libro por mes?, es muy probable que "la bici" estuvo aquí...

La matriz de Eisenhower es una estructura simple que te ayuda a salir de esa perniciosa parálisis analítica que ocurre cada vez que "sientes que no sabes ni siquiera por dónde empezar". Al asignar cada tarea a un cuadrante, es fácil ver cuáles son las tareas que realmente necesitan de tu atención en ese preciso momento y las que pueden esperar otro día.


Y más aún, la matriz te ayuda a enfocarte en tus metas de largo plazo porque te ayuda a eliminar el trabajo superficial que sólo distrae y que no deja que te ejercites, aprendas a programar o emprendas otros proyectos que requieren tiempo para poder acabarlos, pero que al final mejoran tu vida personal y laboral.




Te invitamos a revisar tus prioridades para que NO se te olvide la Bici como a Nicolás!



15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo