laboratorio ágil

  • nicolasrupallan

Lleva Visual Thinking a tu empresa

Actualizado: abr 21

El visual thinking o pensamiento visible es parte de “Together is the way”, ya que, entrega herramientas para ayudar a desarrollar competencias y habilidades necesarias para un aprendizaje profundo colaborativamente.




Esta metodología que, de forma gráfica, nos permite organizar la información y mejorar la capacidad de pensar y comunicarnos. Permite externalizar los procesos de pensamiento internos dotándolos de representaciones visibles, haciéndolos más claros, explícitos y procesables.


¿Qué es Visual Thinking?


Empezaremos por el principio. Como ya hemos dicho, el Visual Thinking es una herramienta metodológica que representa los pensamientos o ideas por medio de dibujos o imágenes. De esta forma, la información pasa a ser muy visual. No podemos obviar que, en comunicación, la imagen juega un papel fundamental. Y ahí radica el éxito de esta herramienta.


Como otras metodologías, el Visual Thinking se convierte en un recurso muy útil para transmitir información o ideas complejas de forma directa, rápida y eficaz. Además, es una herramienta que puede combinarse, por ejemplo, con el Design Thinking y por su puesto y dependiendo de los objetivos puede ser utilizado en tus experimentos ágiles.


Pero, ¿ qué tiene esta técnica que otras no?


Los beneficios son infinitos. Y más si, como decimos, combinamos el Visual Thinking con otras herramientas. Pero, para hacernos una idea, dentro de las ventajas de su uso podemos encontrar las siguientes:


· Mayor retención de la información. El factor de memorización se multiplica respecto a la información que transmitimos mediante la palabra.


· Un alto porcentaje de población piensa de forma visual. Esto permite que las personas se acerquen más sencillamente al conocimiento.


· El proceso facilita que surjan nuevas ideas enriqueciendo el aprendizaje, la reflexión y la creatividad.


· Permite que la información se vea desde un punto de vista más global.


· Involucramos todos los sentidos en el proceso.


· Ayuda a buscar problemas y soluciones mediante la relación de conceptos.


· Podemos combinarla con proyectos de gamificación o realidad aumentada.


· Ordena y organiza contenidos formativos de forma efectiva.


Técnicas de Visual Thinking


Estamos convencidos de que las estrategias de comunicación corporativa son más eficaces cuando se potencia la información visual. Existen muchas formas de facilitar la comprensión de los procesos o la información clave. Por lo general, son técnicas muy empleadas en el día a día y que te resultarán muy familiares.


· Mapas mentales: Visualizan y relacionan conceptos. La conexión entre ideas se asimila de forma sencilla y rápida.


· Canvas: Ordenan los conceptos agrupándolos por categorías muy visuales. Los Canvas suelen utilizarse para explicar clasificaciones de elementos que participan en una fase.



· Metáforas visuales: Nos ayudan a entender mejor el pensamiento. Para ello, se emplean elementos comunes con ciertas connotaciones. Por ejemplo, una bombilla para representar una idea.


· Diagramas de flujo: Transmiten un proceso que va ofreciendo diferentes opciones de recorrido en función de las respuestas que se vayan dando.


· Gráficos: Nos permiten analizar la información de una manera más sencilla. Quizás son el ejemplo más común para entender las ventajas del Visual Thinking. Una representación gráfica nos permite asimilar la información más rápidamente.


El Visual Thinking llega allá donde la palabra se queda limitada. Es una forma atractiva de comunicar las ideas y hacer que el aprendizaje visual despegue. ¿Quieres comunicar mejor? ¡Deja que el Visual Thinking se apodere de ti!


Tenemos el curso adecuado para tí.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo